Israel es un destino donde se mezcla la cultura, la historia y la religión y ciertamente se debe venir a Israel dejando de lado nuestras creencias religiosas y simplemente disfrutando de todo lo que podamos ver en este destino tan novedoso y que poco a poco se está convirtiendo en un destino más atractivo para muchos turistas. En Israel nos encontramos con muchos lugares marcados por la religión, que es algo que no se puede ignorar y ciertamente es apasionante encontrarse con todos estos sitios religiosos.

israel1.jpg

Además de los sitios religiosos, no se debe olvidar que en Israel disfrutaremos de una naturaleza, paisajes y demás muy hermosos, algo que se debe tener en cuenta, sobre todo para los amantes de la naturaleza, porque podrán descansar en ella y relajarse al máximo. La variedad es otra de las características de este país, porque en Israel no sólo hay monumentos y construcciones, además de lugares religiosos, sino que hay muchos otros aspectos alejados de la religión, como por ejemplo su gastronomía, que merece mucho la pena poder conocer.

Si te apetece visitar Israel durante estos meses tan atractivos y donde seguramente puedas tener días de vacaciones, lo mejor es prepararte para pasar mucho calor, porque las temperaturas del país son muy altas, sobre todo en esta época del año, algo muy normal y que los turistas tienen en cuenta a la hora de elegir Israel como destino turístico, un país que gusta mucho, aunque hay que pasar calor para visitarlo, pero seguramente merezca mucho el esfuerzo por parte de los turistas.