En un país como Israel siempre se escandalizan con cualquier cosa y en los conciertos de Madonna no fue menos. Justo antes de que Madonna ofreciera su concierto en este país, le comentaron que debía vestir adecuadamente para respetar la religión del país, pero lo cierto es que no hizo caso y se puso el vestido más provocativo que había traído, algo lógico, ya que ella no tiene que hacer caso a las normas religiosas del país, porque no la profesa y es libre de vestir como quiera. Si alguien le parece escandaloso, pues que no la mire, porque eso es lo más justo para todos.

madonna.jpg

Al final del concierto se produjo una nueva polémica, porque un fan le daba a Madonna una Estrella de David y Madonna la mostró al público, algo que enfadó a los palestinos, que siempre se enfadan con cualquier cosa. Si en vez de una estrella hubiera mostrado un crucifico de Jesús, seguro que también hubiera habido críticas, pero lo cierto es que el público pudo disfrutar mucho de la actuación de Madonna, en una tierra que le agrada mucho.

Todos los fans quieren ver a Madonna tal y como ella viste y además cuanta mayor es la polémica con la vestimenta, muchos más fans aparecen en Israel, un país que está deseando volver a ver a Madonna nuevamente, que siempre ha admirado su música y a pesar de que viste como quiere, en Israel se la quiere mucho. Desde luego fue una actuación estupenda y todos disfrutaron con sus nuevas y exitosas canciones de Madonna, una artista que sigue siendo muy joven por fuera.