muro-lamentaciones.jpg

Un terrible suceso ha tenido lugar en el muro de las lamentaciones en Israel, uno de los lugares sagrados del judaísmo. Se trata de un incidente en el que ha muerto una persona a manos de disparos de la policía que se encontraba en este muro y que disparó contra esta persona debido a que gritó en árabe Alá es grande, una frase muy común entre los musulmanes y por lo tanto no algo extraño que se pueda gritar en el lugar adecuado.

El policía pensó que se trataba de un extremista islámico y que portaba algún tipo de explosivo por lo que no dudó en disparar contra esta persona para evitar un posible atentado terrorista. Ahora se sabe que esta persona era judía y que no tenía nada que ver con los extremistas islámicos y que además era persona conocida por parte de muchos ciudadanos que acudían al Muro de las lamentaciones.

En este sentido lanzar este grito en el lugar sagrado para los judíos no es buena idea y mucho menos llevarse la mano al bolsillo, ya que esto implica que los policías puedan temer ante un posible atentado y por ello prefieran disparar contra una persona antes de que muchas personas puedan morir. De cualquier forma es muy triste que se dispare de forma preventiva simplemente por lanzar un grito que suelen decir los musulmanes a la hora de rezar y mucho más cuando esta persona no tenía intención alguna de atentar contra nadie.

Vía | Peru21
Foto | Wikimedia