La selección de Israel de fútbol se está jugando el pase al mundial y en octubre se decidirá su futuro, en primer lugar contra Moldavia, que es un rival que no se juega nada y que posiblemente sea un rival muy sencillo para conseguir los tres puntos y aspirar a quitarle el puesto a Grecia, ese segundo puesto que es posible que lleve al mundial, siempre y cuando no sea el peor segundo puesto de todos. Israel todavía aspira a entrar en el mundial, pero sabe que las opciones no son muchas y tan sólo le quedan dos encuentros para conseguirlo o al menos intentarlo.

israel1.jpg

Quedan dos encuentros y la selección de Israel necesitaría dos victorias para conseguir este pase al mundial, un hecho histórico, pero que sabe que es complicado, ya que Grecia está muy bien y parece que no fallará en su empeño de llegar nuevamente al mundial. Israel tiene potencial para ganar a Moldavia y luego esperar algún tropiezo de Grecia, que es posible que pueda perder puntos.

El último partido de Israel es tremendamente complicado, sobre todo porque jugará en casa de Suiza, que es la actual líder de grupo y no parece que quiera ceder puntos en su estadio, por lo que Israel lo tendrá muy complicado ganar y esperar a que Grecia no gane a sus rivales, debido a que Grecia tiene un nivel muy importante. De todos modos es un éxito haber llegado a estas alturas y que Israel todavía tenga opciones de clasificarse, aunque las opciones de poder conseguirlo son escasas.

Foto|SRH